En el Hospital Centenario se concretaron dos donaciones de tejidos

Las familias de dos pacientes femeninas de 25 y 42 años que murieron donaron sus órganos beneficiando a pacientes que integran la lista de espera del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante [INCUCAI].
El Operativo monoorgánico se realizó el pasado 27 de julio, en Hospital Centenario Gualeguaychú bajo la supervisión del CUCAIER, y son las primeras ablaciones de este año.
Ambas donantes son oriundas de la ciudad, habían sufrido una hemorragia cerebral grave, y murieron en la Unidad de Terapia Intensiva. Allí se mantuvieron los cuerpos hasta la extracción de las córneas, es decir, la membrana dura y transparente de la parte anterior del globo del ojo.
Un equipo de profesionales, que se capacitó a lo largo de un año y medio con diferentes acciones en el efector, desarrolló lablación de dos pares de córneas que permitió volver a ver a dos pacientes mujeres que viven en Gualeguay y Hasenkamp.
La Unidad de Coordinación de Trasplantes de nuestro hospital fue gestionada ante CUCAIER por el Director Dr. Hugo Gorla y está especialmente capacitada en los procedimientos de detección, selección y mantenimiento de donantes.
Justamente, Gorla valoró que “este reposicionar al Centenario como hospital donante es un paso más hacia la mejora constante como organización, con el máximo compromiso por asegurar la salud de la población en todas sus instancias”.
A su turno, el Lic. Sergio Sack explica que para los operativos “de ablación se cuenta con un plantel de Médicos Neurólogos, Terapistas y Enfermeros que trabajan en lineamiento con CUCAIER”.
Para estos casos, “luego de los análisis pertinentes, pudimos hacer la extracción de los tejidos córneas y, rápidamente, se derivaron a INCUCAI. Fueron dos operativos en un mismo día: uno a las 11 de la mañana y el otro cerca de las 9 de la noche. Una vez inspeccionadas en los laboratorios de INCUCAI, las córneas fueron derivadas a los pacientes de lista de espera en la provincia”.
“Para el equipo del Centenario es importante saber que dos personas volvieron a ver”, subraya Sack y agrega que “el primer objetivo en el Hospital siempre es salvar vidas.  Cuando esto no es posible, por diferentes situaciones orgánicas, el plan B es trasplantar órganos a otras personas que necesitan seguir su vida”.

Donación voluntaria

En nuestro país existe regulación específica respecto de la protección de la confidencialidad de la identidad de las personas dadoras y receptoras de órganos y tejidos [Ley 24.193, Artículo 27, Inciso H].
El propósito es preservar la credibilidad y confianza pública en la actividad de procuración y trasplante. La divulgación de datos personales atenta contra el espíritu de la donación, que es anónima, voluntaria, altruista y desinteresada.
A nivel federal es el INCUCAI quién impulsa, normatiza, coordina y fiscaliza las actividades de donación y trasplante de órganos, tejidos y células; mientras que la provincia de Entre Ríos cuenta con CUCAIER, dependiente del Ministerio de Salud. Ambos tienen la misión de satisfacer la demanda de todos los pacientes que esperan un trasplante, garantizando la igualdad de oportunidades, por ello, actúan bajo el Programa Federal de Procuración de Órganos y Tejidos.
Sus principales objetivos son incrementar la donación para disminuir los tiempos de espera y optimizar la utilización de los órganos donados a fin de reducir el registro nacional de pacientes, agrupados por órgano o tejido y su condición de salud.
Cuando se detecta un posible donante se inicia el proceso realizando las evaluaciones médicas necesarias para determinar que sean aptos para pacientes en lista de espera.
En simultáneo, para asegurar la equidad en la distribución, el Sistema Nacional de Información de Procuración y Trasplante [SINTRA] identifica a los posibles receptores teniendo en cuenta la compatibilidad biológica, antropometría, situación clínica, lugar en donde fue procurado el órgano, edad y antigüedad en lista de espera.

Ser donante

El Jefe de Enfermería, Sergio Sack, pone énfasis en la necesidad de tener cada día más donantes “es necesario concientizar a la población para que sepan la importancia de donar órganos, pensando en el otro, en dando vida”, recalca.
La legislación vigente establece que todos somos “donantes presuntos”, aunque para serlo se debe manifestar, en forma expresa, dicha voluntad, y es posible cambiarla en cualquier momento de la vida.
Pueden expresarse los mayores de 18 años, sin límite de edad. En el caso de muerte de menores, son los padres o tutores los que autorizan la donación.
El proceso tiene tres pasos: completar un acta en el INCUCAI, CUCAIER o centros de expresión e información habilitados a tal fin; también se puede asentar en el DNI en el Registro Civil en ocasión de realizar algún trámite.
Ahora se sumó la posibilidad de registrarse a través del sitio web del INCUCAI [https://sintra.incucai.gov.ar/donarweb/] o llamando a la línea telefónica gratuita 0-800-555-4628.
Sin embargo para fijar la negativa se envía un telegrama gratuito a través del Correo Argentino al INCUCAI o CUCAIER consignando “no quiero donar”, nombre completo, DNI y fecha de nacimiento.-
 
Según CUCAIER, en Entre Ríos, en estos momentos existen: – 250 pacientes en lista de espera; – 22 entrerrianos recibieron un trasplante y – 15 donantes reales fueron ablacionados en centros médicos de la provincia.-

LA REGION

Administrador del sitio LA REGIÓN 24, versión web del diario de Urdinarrain.