Del potrero de Parera a jugar la Libertadores

Faustino Parera es una localidad del departamento Gualeguaychú que según el censo 2010 tenía 195 habitantes, uno de ellos era Karen Spiazzi. La joven que hoy tiene 23 años gritó campeón con River en la primera división del fútbol femenino y en unos meses representará a la Argentina en la Copa Libertadores de América.

Desde chica jugaba al fútbol con los varones en un potrero del pequeño poblado a la vera de la Ruta 51, que no tiene club. En la ciudad de Urdinarrain completó sus estudios secundarios en el Instituto Nuestra Señora de Lujan.

Según relató a LA REGIÓN fue en esta ciudad donde comenzó a practicar de manera más profesional. Primero fueron los “Juegos Evita” hasta que se lo permitió la edad, luego llegarían las incursiones en el balompie femenino en las ligas de Basavilbaso y Concepción del Uruguay. Sus cualidades deportivas la hicieron cruzar con el D.T. Nacional de Fútbol Femenino Ricardo Maiztegui, quien influyó mucho para que avanzara en esta pasión. Spiazzi recuerda que “Un día Ricardo se entera que iba a ir River a hacer una prueba a Paranacito, me dice si quería ir” el DT pidió a sus colegas del equipo millonario que la vieran jugar y allí se hizo realidad el sueño “me dijeron que había quedado, que vaya a firmar el contrato al otro día. Desde entonces empecé a entrenar con River. La verdad que un sueño” dice la gurisa que como el resto de la familia es hincha fanática de este club.

Esto pasaba hace 6 años atrás, en 2011 cuando cursaba el último año de secundaria por lo que el apoyo de la familia fue fundamental “estudiaba y viajaba para entrenar” recuerda “Fue muy difícil. Iba y venía porque estaba terminando el colegio, fue mucho sacrificio de mi familia que siempre me apoyó y sin ellos no hubiese podido lograr todo esto” aseguró.

El proceso de adaptación no fue sencillo “Cuesta porque no sabes con qué te vas a encontrar y allá es todo tan grande; la gente tan diferente. Gracias a Dios me pude adaptar rápido. El grupo de chicas que había en ese momento me hicieron parte” destacó.

Su vida cambió radicalmente, de vivir en un pueblo a capital y casi sin pensarlo por recibirse de contadora en la UBA “seguramente hubiese estudiado en Concepción del Uruguay o más cerca, jamás pensé estar estudiando en la UBA” cuenta al tiempo que reconoce que no todos se adaptan “soy la única de Entre Ríos, han venido otras chicas pero no soportan estar lejos de la familia, los amigos, sus lugares” para agregar “desde fines de febrero que no voy a mi casa así que es un sacrificio en todos los sentidos. Todos los días entrenar, después la facultad. Cuesta mucho, y más lejos de la familia, pero creo que cuando tenés un sueño todo se puede”.

 

El crecimiento del fútbol femenino

“La verdad es que está creciendo mucho el fútbol femenino, es impresionante la cantidad de chicas jugando en cualquier lado, antes no se veía eso” señala la joven de Parera “Pero falta mucho apoyo, sobre todo de los clubes, para que las chicas tengan un espacio donde jugar. Allá hay pocas ligas, hay una en Concepción del Uruguay y otra en Colón; pero no tiene mucha difusión. Y como nadie pone nada, todo parte de la jugadora, es todo a pulmón”.

La jugadora entrerriana de la primera de River señala que el balompie femenino es totalmente Amateur “A nosotras nos dan una beca, que es un viatico que te sirve para cubrir los viajes y todo lo necesario para ir a entrenar, pero hay muchos clubes donde las chicas no reciben ninguna ayuda. Es un sacrificio.”

Karen Spiazzi no recuerda muy bien como jugó aquel partido en Paranacito porque estaba muy nerviosa, si que metió un gol aunque confesó “no se con qué le pegué”. Su habilidad la llevó a integrar  la selección sub 17, y estuvo en la pre-selección mayor, pero a pesar de haber estado entrenando en el predio de AFA no llegó a viajar. Hoy la aventura de la pelota la consagra campeona y la llevará a Paraguay para la libertadores que se disputará en noviembre. Pero, a pesar de haber pisado césped “en los que podrías quedarte a dormir” y ser parte del mundo River donde hay “un millón de actividades” asegura que para jugar un picado elige “la cancha de Parera, toda la vida”.

 

Campañón de las chicas

El 17 de junio, River Plate se consagró campeón del torneo de Primera División del fútbol femenino, al superar Huracán por 6-0, en partido válido por la última fecha.

El equipo ‘millonario’ se quedó con el título, al acumular 61 puntos, producto de una campaña que incluyó 20 triunfos, un empate y apenas una derrota. Marcando 95 goles a favor y solamente recibió 6 tantos.
Las chicas de la banda se coronaron luego de siete temporadas y jugará la próxima Copa Libertadores femenina, que se llevará a cabo en Paraguay, en noviembre.

FUENTE: LA REGIÓN

(En base a entrevista en Aire Libre 19-06-2017 – Edición impresa 25-06-2017)

LA REGION

Administrador del sitio LA REGIÓN 24, versión web del diario de Urdinarrain.

Un comentario sobre “Del potrero de Parera a jugar la Libertadores

  • el 28 junio, 2017 a las 7:04 pm
    Permalink

    Grande Karen bien merecido lo tienes por tanto sacrificio ni hablar del talento y a seguir triunfando toda la suerte para lo que venga .

Comentarios cerrados.