El 50 por ciento de las consultas pediátricas son por diarreas

El alto grado de contagio de los virus que la provocan, el calor, la falta de higiene y el corte de la cadena de frío de los alimentos, son algunas de las causas por las que es tan predominante en esta época. “El agua y las sales de rehidratación son cruciales para la recomposición del niño o el bebé”, explicó la pediatra Romina Dahuc.

Uno de cada dos pacientes pediátricos atendidos en el Centro de Salud Juan Baggio en esta época del año llega al lugar por un cuadro de gastroenteritis aguda. Los vómitos y, sobre todo, la diarrea son la forma en que se presenta esta patología. ¿Cómo prevenirla? ¿Qué recaudos tomar? ¿Cuáles son las formas de contagio?

Romina Dahuc es una de las tres pediatras que atienden en el Hospitalito –además lo hacen las doctoras Érica Badaracco y Carolina Corvalán–, y habló de cuáles son las causas principales de la diarrea y las medidas, tanto de prevención o tratamiento, a tener en cuenta.

“Los virus que provocan la diarrea se transmiten mucho más con el calor, las bacterias prevalecen y proliferan mucho más. Además, está el tema del agua del río. Los chiquitos se meten y el agua va a la boca, al aparato digestivo y provoca la diarrea”, expresó la pediatra, al tiempo que indicó que “el virus puede contagiarse o también se puede contraer diarrea por ingesta de alimentos en mal estado, por eso es tan importante estar atento al corte de la cadena de frío, en casa y afuera, porque si se corta la luz una hora, es suficiente para que los lácteos, por ejemplo, se descompongan”.

Los virus que provocan la diarrea son altamente contagiosos y se tramiten fácilmente, por eso la higienización de las manos es una de las medidas más efectivas y necesarias contra el contagio.

“Se transmite a través de las manos, de la saliva, de los líquidos corporales, a través de la materia  fecal, del vómito, todo lo que salga del cuerpo contiene el virus. Por eso hay que tener mucho cuidado con las medidas de higiene, del propio cuerpo y de la casa”, explicó la médica y contó que, generalmente, “el paciente quiere que le corten la diarrea, pero no se debe cortar porque es el mecanismo de defensa que tiene el organismo para poder liberar ese virus; entonces lo que hay que hacer es cortar la transmisión, a través de la  higiene”

Las diarreas están dentro del cuadro de la gastroenteritis aguda, que se expresa a través del vómito y/o de la propia diarrea. Ya que la función del organismo es desechar el virus, justamente por alguna de estas vías. “Si vos cortas la diarrea, cortas esa eliminación del virus. Entonces, lo que uno tiene que hacer es reponer lo que el organismo pierde. Y la reposición debe ser con agua o con sales de rehidratación oral, disponibles en todos los centros de salud o en el hospital”, indicó la profesional.

Por último Dahuc explicó que las gastroenteritis virales (por contagio) son mucho más predominantes que las intoxicaciones, provocadas por la descomposición de alimentos. Y, además, “la mitad de los niños y bebés que atendemos en el Centro de Salud llega con diarrea; la gastroenteritis es el cuadro que más se repite en el verano, por eso es necesario tomar las precauciones del caso”.

LA REGION

Administrador del sitio LA REGIÓN 24, versión web del diario de Urdinarrain.