La provincia envió ayuda social a los pueblos afectados por la inundación

En la mañana de esta jueves 5 de enero, un camión de la zonal de vialidad repartió en distintas localidades del departamento, elementos para paliar los efectos de la inundación. Los mismos fueron enviados por Desarrollo Social y distribuidos según un relevamiento de la Coordinación de Juntas de Gobierno. Bomberos, Policías y vecinos colaboraron en la actividad.

Para la junta de gobierno Britos – Parera llegaron 22 colchones y frazadas, mercadería para 6 familia. En tanto para Almada se destinaron 6 colchones y frazadas, más 5 módulos de alimentación. También llegó calzado para familias de Talitas.

En diálogo con LA REGIÓN Joaquin Villanova, Coordinador de Juntas de Gobierno para el Departamento Gualeguaychú, “a raíz de la situación climática que afectó a la zona, llegaron recursos para asistir a las familias afectadas por el temporal” Villanova señaló que los días martes y miércoles de esta semana “se recorrió toda la zona para hacer un relevamiento de las familias afectadas. Se detectó que la necesidad básica eran colchones y mercaderías, eso fue lo que enviaron desde desarrollo social de la provincia” Según pudieron corroborar en Faustino Parera el agua afectó a 66 personas, se evacuaron a dos familias –ya volvieron a su hogar- y se está asistiendo a 22 personas. En Almada a 4 familias; en Irazusta no entró el agua a las viviendas ya que se utilizó una bomba de vialidad que alivió la situación “pero igualmente dejamos recursos de manera preventiva”. También pasaron por Talitas “donde mayormente nos han solicitado calzado”.

En tanto Isidro Bournissen, quien es integrante de la Junta de Gobierno y como otros estuvo dando una mano el día de la inundación, dijo a este medio “El agua trajo muchos problemas, había zonas en las que superó el metro de profundidad. Algo nunca visto!” según dijo “Cacho” salió de su casa a las 7 de la mañana y recién pudo volver alrededor de las 16 horas “ayudamos a gente que nunca se había inundado, pero daba miedo, era como que se te venía encima el mar. La correntada te empujaba, era un peligro” graficó. Hubo gente a la que se la ayudó con los muebles, otros evacuados y algunos a los que se les cocinó “por suerte se escurrió todo”. Según Bournissen para que sucediera lo que sucedió hubo una combinación de factores “la cantidad de agua caída durante los últimos días, pero también la falta de limpieza de alcantarillas por parte de vialidad y la ingeniería de la ruta 51 falló, taparon desagües que no tenían que tapar y hicieron otros por donde no paso el agua. Igualmente la cantidad de agua en poco tiempo fue inusual” concluyó.

LA REGION

Administrador del sitio LA REGIÓN 24, versión web del diario de Urdinarrain.