Durante 2016 las condenas penales se incrementaron en un 30% respecto al año anterior

Durante el último año hubo 130 sentencias condenatorias en los Tribunales y Juzgados de Garantías. El Juez Mauricio Derudi expresó su preocupación por la falta de alojamiento para los internos que deben ingresar en establecimientos penitenciarios.

Derudi dijo que “en el último año se ha incrementado la cantidad de causas que llegan a juicio al Tribunal y esto ha derivado en un incremento de condenas en comparación con años anteriores. Esto último trae consecuencias en otro aspecto, que es el referido al de la Unidades Penales por el incremento de internos nuevos que deben recibir, que ya era una situación crítica y que se ha agravado por la implementación del nuevo sistema del nuevo Código”.

El magistrado expresó que “lo que se ve es que el nuevo sistema de enjuiciamiento provoca un aceleramiento en los plazos de celebración de los juicios. En 2013, que fue el primer año en que se puso en vigencia el nuevo sistema en Gualeguaychú, hubo 40 condenas, en 2014 alrededor de 70, al año siguiente las condenas ya fueron 100 y durante 2016 fueron 130 condenas producidas no solo por el Tribunal de Enjuiciamiento sino también por los Jueces de Garantías a través del mecanismo de juicio abreviado”.

Respecto de los hechos que les ha tocado enjuiciar, Derudi manifestó que “es evidente que hay un incremento de delitos contra la integridad sexual que se investigan y que llegan a juicio, pero lo que no se puede determinar es si es en razón que se cometen más delitos de esta naturaleza o es que ahora se denuncian más. No sabemos si hay más abusos o si se denuncian más hechos de estas características”.

El juez Derudi reflexionó en relación al aumento en el número de condenas expresando “que si esto continúa a un ritmo del 30 por ciento anual de incremento se va a ir agravando cada vez más el tema penitenciario. Pienso que ya es de colapso y si nos fijamos en 2011 había unas 750 personas alojadas en todo el sistema penitenciario provincial, entre condenados y procesados. Hoy el número supera los 1600 internos, es decir que en cinco años se ha duplicado el número de población carcelaria”.

Finalmente Derudi indicó que “nosotros los jueces debemos aplicar la ley y la situación carcelaria no nos condiciona, pero lo que no podemos hacer es dejar de mostrar preocupación por la problemática penitenciaria, pero esto no es un tema que nos incumba resolver a nosotros”.

LA REGION

Administrador del sitio LA REGIÓN 24, versión web del diario de Urdinarrain.