Fue a la casa de una ladrona y recuperó el dinero que le había robado

Hizo la denuncia pero dijo: “como vi que no podían accionar, tuve que hacerlo por mis propios medios”. Identificó a la mujer gracias a las redes sociales. Fue a su casa y ella lo enfrentó con un palo.

El lunes por la mañana una mujer ingresó a la zapatería Jonás, ubicada en Avenida Del Valle 428 de la ciudad de Gualeguaychú. Se probó calzados y ropa y en un momento de descuido de la propietaria del negocio, sustrajo el dinero que tenía en la cartera.
La delincuente no compró nada y se retiró sin problemas. Pero a los pocos minutos, la comerciante encontró en el piso un papel que tenía guardado en su bolso y cuando fue a introducirlo nuevamente, detectó que el dinero que tenía en su bolso ya no estaba. 

Inmediatamente se comunicó con su marido, Jonás Villalba, que se encontraba por cuestiones de negocio en Gualeguay. 

Con la descripción de la sospechosa que le dio su esposa, Villalba le preguntó a sus contactos en las redes sociales si alguien podía saber de quién se trataba y a los pocos minutos recibió un mensaje privado de un amigo con la foto de una mujer, su nombre, apellido y domicilio. La misma estaría relacionada con otros hechos delictivos de similares características.

Cuando Villalba llegó a Gualeguaychú, concurrió a la Jefatura y encontró a su mujer. “Le mostré la foto y ella la reconoció al instante”, señaló el comerciante. “Me tomaron la denuncia, pero como vi que no podían accionar, tuve que hacerlo por mis propios medios”, agregó el hombre.

Así fue como Villalba, su esposa y un amigo del matrimonio concurrieron hasta un domicilio del barrio La Cuchilla a tratar de recuperar el dinero que le habían sustraído. “Fui hasta la casa y me metí a la fuerza. Empujé la puerta y me mandé y la que me había robado me salió con un palo. Le pude sacar 5 mil pesos nada más. Le dije que si no me devolvía la plata iban a terminar todos mal, la mujer se asustó y me los dio. Me devolvió 4.800. Me reconoció que ella era la que me había robado y me pidió perdón. Después la madre me dio otros 200 pesos”, relató Villalba.

Mientras el hombre estaba en la casa peleando para que le regresaran su dinero, llegó la Policía. Cuando los ánimos se calmaron un poco y ya tenía parte de lo que había ido a buscar, le aconsejaron que regresara a Fiscalía y realizara una nueva denuncia.

A partir de ahí, la fiscal Lucrecia Lizzi consiguió una orden de allanamiento por la tarde donde se habrían encontrado elementos de interés para la investigación, aunque no fue dinero. Se detuvo a una mujer de 35 años, señalada de ser la responsable del delito, que fue trasladada a la Comisaría del Menor y la Mujer.

Fuente: ElOnce.com

LA REGION

Administrador del sitio LA REGIÓN 24, versión web del diario de Urdinarrain.