Santiso habla de hambre, abusos, drogas y violencia de género en Urdinarrain

Mauro Santiso - DIrector Hogar de Adolescentes Urdi

En un duro análisis el abogado y director del Hogar de Adolescentes, Mauro Santiso, asegura que en Urdinarrain no existe una política pública municipal que ataque de raíz estos problemas que “Nuestra comunidad sufre desde hace varios años”.

Nuestra comunidad sufre desde hace varios años temas muy complejos y crueles para aquellos que los padecen. Realidades como el Hambre, el Abuso sexual Infantil y  las Drogas, han castigado y doblegado a parte de una generación de conciudadanos, los cuales nos solo debieron sufrir esos delitos inmorales, sino que tuvieron que soportar la inacción del Estado Municipal, y la sensación de ser ignorados por una sociedad que cree que si mira para otro lado los problemas desaparecerán mágicamente, o en el peor de los casos no los alcanzaran a ellos.

No es objeto de este articulo profundizar en la falta de compromiso ético/legal del Municipio, o como Immanuel Kant decía “el imperativo categórico de la Voluntad del Deber Ser”, lejos estamos de ello, los encubrimientos, los favores políticos, y el tratar de tapar la realidad, criticando duramente a las Instituciones que tenemos el “tupe” de hablar de estos temas, son práctica habitual del municipio.

Excede el presente trabajo el analizar como la sociedad ha preferido no mirar estas problemáticas, y como cuando la realidad, cruel y despiadada, ha golpeado las puertas de su conciencia, con casos de resonancia tal que son imposible de seguir ocultándoles, ahí a optado por girar la cabeza y mirar el problema. Mirar pero no ver. El ver implica una acción propia e individual, un acto de puro compromiso con el que sufre.

En este contexto, una nueva consecuencia de nuestro sistema social ha emergido, desde hace un par de años desde el Hogar de adolescentes de la ciudad venimos junto a otras Instituciones locales, haciendo el esfuerzo por instalar el tema de la violencia de género que azota a Urdinarrain.
Mujeres golpeadas, maltratadas y/o asesinadas a pocas cuadras de nosotros, sin que exista una política pública municipal que ataque de raíz el problema. Solo algunas Instituciones de la Comunidad con el apoyo del Juzgado de Paz local, nos enfrentamos a diario a este flagelo. Ante tanto sufrimiento nos preguntamos ¿Por qué? ¿Qué lleva a alguien a realizar este delito? ¿Acaso la droga es la causa?.
Muchas diagnósticos y respuestas habrá sobre esos interrogantes, aunque propongo preguntarnos otra cosa: ¿En una ciudad que ha convivido con el hambre del prójimo, que ha decidido proteger a los delincuentes de Abusos Sexuales, y que omite hablar del tema drogas; es lógico que nos azote también ahora la Violencia de Genero?

Sin dudas la respuesta es SI

Y muchos son los factores que potencian esta situación, pero a mi humilde entender, el peor de todos es que se ha corrompido el sistema de valores sociales, y que por consecuencia el entretejido social que antes contenía y resolvía las dificultades, logrando incluso potenciar el esperando ascenso social, ahora se ha transformado en un pacto de corrupción moral y complicidad, el mensaje que baja como ejemplo a seguir es “Nadie piensa en Vos” y como consecuencia se cree que “todo vale”.

Seremos capaces de enfrentar estas situaciones delictivas sociales que emergen de nuestro propio seno, llamase Hambre, Abusos, Drogas o Violencia de Genero, o seguiremos mirando sin VER, y solo esperaremos que dentro de un tiempito una nueva desgracia golpee nuestra puerta… Un dilema que exige respuestas, pero sobre todo acciones concretas, las cuales solo podrán producirse eficazmente, cuando desde los espacios de poder se decida tomar CONCIENCIA de lo que ha generado el sistema social reinante.

(Por Mauro Santiso para la edición Impresa de LA REGIÓN)

LA REGION

Administrador del sitio LA REGIÓN 24, versión web del diario de Urdinarrain.