Conductores de Gualeguaychú denuncian ser amedrentados por “trapitos”

Trapitos

Se trata de un fenómeno que va creciendo y pasa a ser cotidiano en varios puntos de la ciudad. Sin control por parte del estado, muchos vecinos dicen sufrir maltrato y sentirse amenazados de no pagar por “el cuidado” del auto.

En Gualeguaychú y por ordenanza existe el estacionamiento medido en el microcentro. Cada una de las personas habilitadas tiene indicada la calle, cuenta con un chaleco que los identifica, una credencial y un talonario. El costo es de tres pesos.

Pero a lo que se instauró hace años de manera legal con reglamentación, horarios y como una contribución social, se sumaron los “trapitos”, gente que está en una vereda o banco de plaza y que cuando un conductor bajar del auto te grita “se lo cuido”. Si por una de esas casualidades uno no lo ve o no responde lo interceptan para “acordar” el cuidado. Según se denuncia, aquellos rebeldes que se niegan reciben como respuesta el intimidante “no me hago cargo si le pasa algo al auto”.

Hay zonas calientes como la Costanera, inmediaciones del Casino, Restaurantes, etc en los que la actividad de estos es nocturna, aunque los puntos estratégicos donde “trabajan” todo el día son algunas plazas. Por caso en la Ramírez donde si uno va a la iglesia o al super no se salva. Lo mismo ocurre en Plaza San Martin, en la que a pesar de estar la Jefatura departamental de policía es imposible evitar el maltrato frente al sanatorio San Lucas o la Catedral.

(Edición impresa)

LA REGION

Administrador del sitio LA REGIÓN 24, versión web del diario de Urdinarrain.