Gualeguaychú: Es ordenanza la responsabilidad de los frentistas con sus veredas

Foto VeredaEsta semana el Concejo Deliberante de Gualeguaychú aprobó por unanimidad la ordenanza que establece la responsabilidad absoluta en lo referente a construcción, mantenimiento y conservación de veredas, del vecino propietario frentista.
Al respecto el presidente del bloque de concejales del Frente Para la Victoria, Gustavo Vela, expresó que “es una ordenanza amplia que prevé multas importantes para aquellos que tienen las veredas rotas, ya que es un lugar por donde transitan todos los vecinos y deben estar en condiciones”, y agregó que “personalmente lo que me asombra es que en algunas zonas de la ciudad en muchos inmuebles las veredas no están en condiciones, no por falta de dinero sino porque no hay predisposición a hacerlo”. Asimismo Vela aclaró que “la idea es ir avanzando en cuanto a las inspecciones desde el centro hacia afuera de la ciudad”.

Entre los considerandos se destaca que “la problemática relacionada con el precario estado y la consecuente reparación de veredas localizadas en diversas zonas de ciudad, configuran un aspecto de recurrentes reclamos ciudadanos en el ámbito de este Cuerpo Colegiado y en los diversos medios de comunicación”.También que “sus implicancias, no solo repercuten en el aspecto estético del lugar en cuestión, sino que configuran un serio riesgo para el transeúnte  en general y de manera particular para las personas mayores, generando además una barrera infranqueable para personas con capacidades diferentes”. Además que “en el aspecto señalado con anterioridad, las normativas municipales vigentes, determinan fehacientemente las responsabilidades de cada vecino frentista, en lo referido al aspecto de construcción mantenimiento y conservación de veredas”.Asimismo se aclara que “en aquellos casos puntuales, donde el vecino frentista se encuentre imposibilitado de afrontar las tareas de arreglo o no cumplimente en tiempo y forma con lo aquí establecido, el Estado Municipal se hará cargo de las tareas de reparación requeridas, siendo los  materiales y la mano de obra a cargo exclusivo del vecino frentista, recuperando el costo total de obra ocasionado, mediante su incorporación a los periodos de vencimientos de la Tasa General Inmobiliaria (TGI) y de Obras Sanitarias Municipal (OSM)”.

LA REGION

Administrador del sitio LA REGIÓN 24, versión web del diario de Urdinarrain.